miércoles, 22 de octubre de 2008

“El miedo” (parte 1)


por Joseph Goldstein
Publicacion No autorizada


“Podemos entender nuestra practica del Dhamma como siendo un camino de abertura; abertura a nuestros cuerpos, abertura al flujo de energías, a las sensaciones, a los sentidos.
Probablemente han experimentado un refinamiento de las percepciones sensoriales cuando la mente se vuelve más clara, menos distraída. . Hay una intensidad creciente, una claridad en los sentidos. …Nos abrimos a entender y a ver íntimamente las características de nuestra experiencia: la in permanencia, el dukkha o el carácter insatisfactorio y la ausencia de un si mismo. Y a través de la observación repetida de que es lo que está sucediendo, transferimos esta comprensión desde el nivel intelectual al nivel de una experiencia directa.

Vemos para nosotros mismos la naturaleza cambiante, incontrolable de los elementos. Hay una apertura a todo esto de una manera muy profunda. Nos abrimos a varios niveles de silencio: el silencio del cuerpo, de la mente y finalmente …

…No hay nada que tengamos que obtener, porque ya está aquí.

La naturaleza de la atención es precisamente esta cualidad de establecerse hacía atrás en el momento y abrirse. Suena tan facilísimo …. Lo que lo hace difícil es que hay un factor muy profundamente condicionado en nuestra mente que funciona de tal manera que nos mantiene cerrados; y este factor es el miedo.

…Hay miedo al dolor, miedo al dolor físico, al dolor emocional, a la inseguridad. Hay miedo a la impermanencia, hay miedo al cambio, miedo a lo desconocido, miedo a la muerte, Y esos miedos nos limitan, limitan nuestra habilidad de abrirnos a lo que es verdad.

Lo que sucede en nuestro viaje es que mientras empecemos este proceso e apertura llegamos al borde, llegamos al limite de lo que ha sido confortable para nosotros. Llegamos al borde de la cantidad de dolos que podemos soportar, de cuanta perturbación emocional podemos soportar. Y mientras experimentamos este borde, mientras exploramos este limite, la naturaleza del miedo en la mente empieza a aclararse, se hace manifiesta; precisamente porque estamos jugando en el borde, de lo que hemos sido dispuestos a aceptar. … si entendemos el miedo si podemos ver la operación de él en la mente, no va a seguir siendo una barrera; es algo más para observar y trabajar con ello. …Cuando la atención esta establecida, todo es manejable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sus comentarios siempre son bienllegados¡